domingo, 31 de julio de 2011

Drunk.

No sé.
No es la primera vez que nos pasa. Y aún así no sé como manejarlo, hace tiempo que no sé como manejarlo.
Tu mirada se me pierde. Miras al horizonte y aún así no te encuentras. No nos encuentras. Y yo sigo postrada en la arena, mirando el vaivén de las olas. Entonces hablas... y es como si toda esa calma se rompiese. Mis manos tiemblan, pero se mantienen fuertes... al igual que mi voz, que acrecienta por segundos. Es como si en un instante, hubiésemos pasado la delgada linea del amor y el odio.
Esa línea que nunca quise sobrepasar. No contigo.
Y así pasé, pasé y seguí caminando. Hasta un punto en el que te odiaba tanto que exploté en lágrimas y solté toda esa ristra de palabras que quizás no debería haber soltado. Te hice daño con mis palabras. Pero tú me lo hiciste a mí con tus actos.
Nunca sé dónde meterme. No sé si salir corriendo, seguir llorando, o sentarme y hacerme la autista. Lo único que sé es que tú siempre tienes un sistema; la manera de hacerme callar. No sé por qué me abrazas de repente. No sé por qué me haces cruzar esa línea otra vez y volver a mi bando. Estoy cansada de estos viajes en el espacio-tiempo. Tan solo quiero mantenerme donde estoy, con la buena sensación en el cuerpo. Pero no me funciona.
Te amo tanto como de aquí a la luna... contando el viaje de vuelta también. Llevamos tanto tiempo juntos que me he acostumbrado a ti, a tus bromas, a tus manías, a tus llamadas, a tus cabreos...
Estoy borracha de ti. Borracha hasta tal punto de que no me mantengo en pie, ni tampoco me controlo. Estoy en la peor etapa. Pero... lo que más odio no es tener la sensación de vértigo, ni de que tarde o temprano voy a caer. Lo que más odio es levantarme al día siguiente y tener la peor resaca de mi vida... y que tú solo me des más para emborracharme mientras la resaca la paso yo solita.

Fight.

Lágrimas que chocan contra la almohada, recuerdos contraídos, noches en vela y tardes de ensueño, lluvia de sensaciones e ilusiones desbocadas, dolor en vano, miradas de soslayo, sonrisas inexistentes...
Son demasiadas cosas.
Son el bien y el mal teniendo una lucha interna. La cuestión es cuál será el ganador.

lunes, 25 de julio de 2011

hurting


Todo el mundo dice que el amor duele...
No estoy de acuerdo con eso. 
La soledad duele. El rechazo duele. Perder a alguien duele. 
Todo el mundo confunde todas estas cosas con el amor. Pero en realidad el AMOR es la única sensación en el mundo que sofoca el miedo y que nos hace sentirnos realmente vivos.

viernes, 22 de julio de 2011

Keep calm.


La vida es corta, así que vívela. El amor es un regalo, agárralo con fuerza. La ira es mala, tírala a la basura. El miedo es horrible, encárate con él. Los recuerdos son dulces, amontónalos.

miércoles, 6 de julio de 2011

Sueños.


De esos grandes y estrafalarios. De esos que dan miedo lanzarse al vacío e intentar cumplirlos y tiemblan las piernas cada vez que piensas en todo lo que acarrean... pero que te encantan. De esos sobre los que los demás suelen estar en contra y suelen pensar que son locuras. Son los más comunes. Todos soñamos con algo.

Imagínate que estás en una escalera. En el principio. Has subido uno o dos escalones, no más. Estás agotada, demasiado cansada para subir... pero tienes una ganas tremendas de llegar arriba. Porque arriba está lo que buscas. Sea lo que sea, arriba espera. Y cada vez que subes un escaloncito de esa larga escalera, te cuesta... porque es dura la hijadeputa, pero te llenas de una gran satisfacción. Porque has dado el máximo. Pues bien, yo hoy me siento como si, de repente... me hubiese llenado de fuerza y casi volase; rozase escalón a escalón hasta haber avanzado miles y miles. Hasta situarme poco más o menos cerca la meta. Desde ahí arriba... se ve incluso el horizonte, se ven tantas y tantas cosas. Pero aún quedan escalones por subir :)



Profile Graphics, Page Graphics, Tumblr Graphics

Síntomas.



Sabes lo que es la hipoxia? Es una enfermedad, una carencia de oxígeno en la sangre.

Es lo siento yo cuando no te tengo cerca.

Me dan cefaleas, fatiga, náuseas. Tengo los síntomas. No puedo respirar. Y aunque sea una enfermedad que se de a grandes alturas... tengo mi excusa. Tú me haces sentir alto, MUY alto. Mucho más allá de las estrellas. Tú me haces volar.

Pero... no puedo decir estas palabras sin que mis lágrimas caigan sobre el teclado. Porque ahora siento que no estás. Sí estás en presencia, pero tu alma... no la encuentro, la he perdido. Todos esos fines de semana, esos "buenas noches, te quiero", esas canciones, esas palabras, esas promesas, esas locuras, esas pequeñas cosas, esos "para siempre"... hoy me parecen puro teatro. y yo soy la única espectadora. Pero no quiero pagar por ver algo que no quiero ver. Y aún estando en segundo lugar... como público... hay un momento en el que entro a escena y es como PUM! comienza la acción. Soy la mala malísima de la obra. Tengo yo la culpa de todo. Culpable por qué? Quizás por amarte como te amo. y de perdonarte, de darte esa confianza...  de pensar que soy esa muñequita de trapo que se puede manosear y luego dejar guardada en el cajón. No. Que los juguetes son para críos y tú ya tienes una edad.

lunes, 4 de julio de 2011

...*

...Que me ha tenido que perder para darse cuenta de que me ha encontrado.


Profile Graphics, Page Graphics, Tumblr Graphics