domingo, 1 de septiembre de 2013

Hellow

¡Hola! Siento muchísimo haber tardado tanto en escribir. Me perdí un poco viajando... también me perdí definitivamente dentro de mí. Me pasa mucho. Pero poco a poco me voy encontrando, rasgando la superficie, y quién sabe si algún día saldré a flote definitivamente (Hope so). Siempre voy navegando en este mar de incertidumbres que es mi vida, y sumergiéndome en la vuestra de la misma manera. Por lo que de verdad debería pedir perdón es por no escribir. No a vosotros sino a mí misma. Como he dicho antes he estado algo perdida... y he perdido varias 'costumbres' que me encantaban... como escribir. ¡Como me odio! (Nota mental: Escribe más Pili, te hace bien.) Lo dicho. Un beso a todos, hasta pronto. :-*

lunes, 1 de julio de 2013

Hide.


Hace tiempo que voy planteando las cosas de manera diferente. Escribo menos, pienso más (me rallo más), exploto más, disfruto menos. El futuro me preocupa, el presente también. Tengo algo de miedo... y lo cierto es que no sé cómo afrontar las cosas. A veces me pregunto si los demás tienen mis mismas inseguridades. ¿Dónde os escondéis? No sé qué hacer, ni a dónde ir. Tan solo espero una señal que me indique qué es lo correcto. Porque estoy tan perdida ya..

martes, 21 de mayo de 2013

Abrázame.

La cabeza le estallaba. Por mucho que quisiese no pensar, sería ir contra su naturaleza. Imposible. Así que pensó, aunque aquello le doliese. Así era ella, nunca dejaba de ser ella misma, aunque la tempestad asolase la ciudad. Recordó un emético momento, en el cuál ella dejó de ser ella misma. Se perdió. Y como escudo, su mente volvió a pensar en cosas bonitas, aquellas cosas por las que ella pensaba que merecía la pena vivir. Tan solo quería explorar, no ser como el resto. Pero muchas veces le costaba. Infinidad de veces se preguntaba cómo mejorar, cómo dejar las cosas malas a un lado. Cuando estaba sola, era ella misma, esa persona tan desconcertante... pero le encantaba que su mente le llevase a aquellos sitios tan especiales, aquellas sensaciones tan contraproducentes que la llenaban de... vida. Pero la soledad está bien para un rato, cuando necesitas alguien a quién abrazar y solo te tienes a ti misma, añoras brazos ajenos que te aporten algo de calor y protección. Los suyos, siempre.

lunes, 20 de mayo de 2013

Far away.


No necesitaba nada más. Su maleta y el recuerdo de aquel beso. Todo este tiempo intentado anclarse a algo que no la pertenecía y ahora se encontraba magullada, desterrada... poco le importaba. Pues era fuerte como el viento cuando azota, era libre, era suya. Se sentía engañada, pero también se sentía así con la mayoría de cosas que le pasaban en la vida. Tan solo era un borrón en la historia, otra página en blanco esperando estar llena de tachones. La maleta estaba medio rota, muchos viajes ya. Mucho peso. Pero ella seguía recorriendo camino, porque es lo correcto. Seguir caminando es para lo que estamos aquí. Se repetía constantemente . Y aunque le costara la misma vida lo daba. Aunque tuviera todo el peso del mundo encima. Porque sus latidos hacían de refuerzo y ese corazón tan impetuoso la llevaría lejos, no importa donde fuese.
Solo lejos...

jueves, 16 de mayo de 2013

Inspiración.


Hace algún tiempo que busco a mi inspiración. ¿Alguien la ha visto? Parece haberse escondido en algún recoveco. Quizás no ha salido de mi cabeza y yace ahí, dormita entre mis pensamientos escondiéndose hábilmente. Debe ser eso, porque hace días que la busco, pero no sé dónde está. Apenas recuerdo esa sensación tan grata que me producía, ni esa pizca de emoción que le daba a mi vida. Si la ves, dile que la busco. Si la ves, dile que la necesito. Que sin ella se me va la vida.


Da lo mejor de ti cada día.

sábado, 6 de abril de 2013

Se me olvida.


Estoy asustada. Cada pequeño paso que doy me aterra. A veces... me doy cuenta de que incluso me quedo paralizada. Me trago mis palabras. Duele dentro demasiadas veces. Se me olvida que la vida es mía, que soy mi propia dueña. Que yo decido cuál será la siguiente esquina que cruzaré. Se me olvida...

He llegado a olvidar que sé tomar mis propias decisiones. Sean correctas o no. Que tengo derecho a equivocarme, a elegir. Nadie puede juzgarme por ello. Seguramente lo harán. He olvidado que el respeto se gana, no se exige. Al igual que confianza. Por eso... a veces perdono demasiado rápido.

Pero estoy orgullosa. Porque sé que pase lo que pase, nunca olvidaré ser yo misma. Y eso es lo importante.


jueves, 28 de marzo de 2013

Noches sin ti.


Lanzó un grito ahogado. La almohada no podía contener tanta rabia, tanto dolor. Suspiró profundamente. No pudo. Su respiración entrecortada podía con ella. Dolía respirar. Se aferró a su cuerpo como si quiera estrujarse a sí misma hasta deshacerse. No lo consiguió. Solo clavó las uñas en su espalda. Marcas que a lo largo de los días desaparecerían.. las de su corazón no. Sollozó y se contuvo. Luchó por no caer en aquella espiral, pero ya estaba totalmente inmersa en ella. Una lágrima tranquila resbaló sobre su rostro. Ya no había marcha atrás. Lloró y lloró sin que nadie la detuviese, siquiera ella misma podía detenerse. Hasta que la calma se apoderó de su cuerpo. Entonces fue cuando se dio cuenta de cuán rota estaba. Y de lo que poco que su sufrimiento importaba a alguien. Y como cada noche, sus ojos cayeron por su propio peso y se adentró en sus sueños truncados.

miércoles, 13 de febrero de 2013

Lluvia de moralidad.

Vergüenza. Eso siento por la raza humana. ¿A estas alturas y que aún sigamos siendo tan arcaicos? Animales que se usan como comida, ropa, entretenimiento o experimentación. Somos tan sumamente antropocéntricos que no podemos ver más allá de lo que las cuatro pareces de nuestra cabeza nos dejan ver. Llegamos y nos creemos los señores de la tierra, con miles de derechos y aterrorizando a cualquier otro ser con la intención de ser superiores, de dominar. A veces esta raza a la que pertenezco da asco puro. Que sigamos comiendo animales por mero placer, es terriblemente egoísta. Y luego proclamamos por ahí: No al maltrato animal. ¿Perdona? En tu misma nevera tienes ese ejemplo de maltrato animal que tanto pretendes defender. Es un poco hipócrita, ¿no crees? Que sigamos manteniendo a los animales como esclavos, hacinados en jaulas, explotándolos hasta que ya no dan más de sí, torturándolos, maltratándolos... hasta su último suspiro. Total, no han visto un rallo de sol en su vida. O quizás sea mejor beber leche. Sí, total... la leche no es un animal. Solo la engendra una vaca a la cual han "violado" para que al pobre ternero que tendrá los separen entre gritos de dolor. ¿Para qué? Sí, para dar leche con pus (ya que al estar sobrexplotadas contraen enfermedades) eternamente hasta que deje de ser productiva y la envíen a un matadero. Al final acabará en un Mc Donalds, un sueño hecho realidad. Damos asco. Lo peor es que somos tan sádicos que esto nos da igual. Seguimos teniendo las mismas sucias costumbres que nos hacen ser así de estúpidos. ¿Por qué? Por rutina, por sabor... pero antes que nada, por egoísto y cobardía. Nos cuesta la misma vida esforzarnos un poco, nos cuesta cambiar. Si pudieramos vivir una vida feliz y sana sin dañar a otros... ¿Por qué no lo haríamos? No lo haríamos porque nos da igual todo. Total, tú no estás detrás de ese mundo sangriento, ¿verdad? Pues sí que lo estás. Comes y pagas por comer carne. Metafóricamente eres cómplice, ya que pagas al sicario. Pero bueno, tú te sientes bien. Te sientes en paz. Sientes que tus manos están limpias. Debe de sentirse bien ser tan jodidamente perfectos, de ser tan superiores y de hacer con la naturaleza lo que nos da la gana. Construimos en entornos naturales, sobrepescamos, abusamos de los recursos, usamos el coche ochocientas mil veces al día, pasamos del efecto invernadero y del cambio climático, etc. Y claro... discriminamos a todos. Incluso a los de nuestra misma especie. Porque diría que somos especistas, ya que valoramos nuestra especie por encima de todas y discriminamos a las demás. Pero no, lo hacemos con la nuestra también. ¿Sabes lo que es el dolor, el sufrimiento? Bien, un animal sufre igual o más que tú. ¿Crees que porque no puedan decirte "Oye, que me duele" no lo sienten? Se puede ver en sus ojos, en sus gritos, en sus estremecimientos. A veces me da asco pertenecer a la especie a que pertenezco. Pienso que los animales son más humanos que las personas en sí.

Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en la que trata a sus animales. - Mahatma Gandhi.

sábado, 5 de enero de 2013

Love.


Amor...
Tú me has enseñado la desconfianza, el odiarse hasta destruirse, los celos, esas noches y noches destrozada dándole palizas infernales a la almohada. Lágrimas y tropiezos, ese echar de menos que siempre está de más... ya que esa sensación muchas veces no queda saldada. Quebraderos de cabeza constantes y esa sensación de que eres peor persona. Quedar por debajo, no tener fuerzas para volar. Desánimos y desvarios, historias sin terminar dentro de mi cabeza. Sonrisas truncadas, pedazos de corazón esparcidos por el suelo y esa amarga sensación de que algo no va bien. Esa eterna responsabilidad de que tienes que hacer las cosas a la perfección. Siempre. No hay cabida para fallos. Noches de frío y de soledad cuando no tienes sus brazos. Necesitar hasta morir.

Amor...
Tú me has enseñado que los besos alimentan corazones, que las penas pueden desaparecer con tan solo una mirada correcta. Esas noches interminables de sonrisas y risas. Sentirme grande, enorme con tan solo tenerle. Ser yo misma, sin importar si parezco la locura personificada. Me has enseñado a ser caníbal, a recorrer centímetros de piel con los labios, a sentir algo tan profundo donde mi lógica no llega. A alcanzar el cielo, con tan solo un pensamiento. A pensar por dos, sentirme parte de algo importante. Esas cosquillas intensas que tan buenos momentos crean, y esas noches de madrugada creando recuerdos. Sentir ese auto orgullo y querer gritar como te sientes, porque no te lo puedes callar. Ser libre. Tener esa capacidad innata de luchar hasta el final. A querer ser mejor... por él, por mí. A sentirme... viva.