martes, 25 de noviembre de 2014

Remembering and forgetting.

Podría sentir tus manos deslizándose suavemente por mis mejillas,
Podría sentir tus ojos postrados delante de los míos mirándome con cierta curiosidad,
Podría sentir tus labios descarados abalanzarse sobre mi cuerpo,
Podría sentir tu piel erizada cuando mis dedos resbalan sobre ti,
Podría sentir tu corazón desbocado cuando mi cabeza descansa sobre tu pecho,
Podría... pero no puedo.

Tan solo intento recordarte y olvidarte al mismo tiempo.

jueves, 13 de noviembre de 2014

I'm a nightmare dressed as a daydream.

Poems...

I forgot who I was in the
chaos and the kisses, the open
ended declarations of love
and in the late nights of passion.

I left myself on your doorstep that first night
when we joined as individuals to create a 
whole. I was your sub piece, the one you
looked to when you needed someone,
but I was never able to look to you in return.

Somewhere along our journey I lost the things that made me who I once was,
and when I turned around to pick up the pieces
you started to notice.

As I began to rise from the darkness you cast over me,
you started to dim in color.

I realized that you had to be the sun in order to live,
and without a shadow, you felt you could not shine.




– Sydney Lynnyou be the sun and i’ll be the shadow

domingo, 9 de noviembre de 2014

Sickness.


Tengo una enfermedad. Ese tipo de enfermedad de la que a nadie le gusta tener. De la que quieres huir. Ese es tu único objetivo en la vida.

Intentas convencer a los demás de lo maravilloso que puede ser todo, aún cuando tu piensas que nada merece la pena. Aún así de verdad quieres hacértelo creer a ti misma, como si la idea que tu tienes está mal y tienes que cambiarla, porque el mundo no la va a aceptar. No te van a aceptar así. Tienes que fingir o te comen. No puedes estar triste. No te está permitido.

Cuando pasas demasiado tiempo triste, es raro. Cuando piensas demasiado, es raro. Cuando escribes más que hablas, es raro. 
Cuando dejas de verle un sentido a las cosas, estás perdida. Cuando dejas de luchar por esta necesidad de ser positiva, estás totalmente jodida. La tristeza es algo que crea cierto tipo de adicción. El problema es cuando te acostumbras a ella, y vives inmersa en ella, ya no hay vuelta atrás. No hay salvación para eso. 
Es una lucha constante entre dos sentimientos tan voraces.

I want hell.

No quiero que me pidas perdón ni me digas lo siento. No creo en el arrepentimiento. No quiero un gran discurso preparado para pedir disculpas, suplicando mi perdón. No quiero flores en mi puerta, ni notitas, ni cartas salidas del corazón, ni siquiera remordimiento en tus ojos.

Quiero que sientas lo que yo he sentido.

Quiero que tu pecho se parta en dos, agrietándose poco a poco. Que tu piel arda. Que tus manos tiemblen y que tu vida se descomponga. Quiero verte rojo como el fuego, comiéndote la ira por dentro. Perdiendo el sueño. Llorando día y noche teniendo que mostrar una cara falsa al mundo.

Quiero que tu corazón se rompa cuando oigas mi nombre. Que te tiemblen las rodillas cuando oigas nuestra canción o cuando tropieces con los recuerdos.

No quiero que me pidas perdón porque eso no es lo que yo he sentido. Quiero que sangres todos y cada uno de los infiernos que he vivido.

What scares me the most.


A veces pienso en todas aquellas cosas que tanto me aterran. La soledad, el miedo al fracaso, a lo desconocido, dar pasos en falso...
Pero creo que lo que más me aterra es que si al levantarme una mañana olvidase mi propio nombre, probablemente seguiría recordando el tuyo.