domingo, 9 de noviembre de 2014

Sickness.


Tengo una enfermedad. Ese tipo de enfermedad de la que a nadie le gusta tener. De la que quieres huir. Ese es tu único objetivo en la vida.

Intentas convencer a los demás de lo maravilloso que puede ser todo, aún cuando tu piensas que nada merece la pena. Aún así de verdad quieres hacértelo creer a ti misma, como si la idea que tu tienes está mal y tienes que cambiarla, porque el mundo no la va a aceptar. No te van a aceptar así. Tienes que fingir o te comen. No puedes estar triste. No te está permitido.

Cuando pasas demasiado tiempo triste, es raro. Cuando piensas demasiado, es raro. Cuando escribes más que hablas, es raro. 
Cuando dejas de verle un sentido a las cosas, estás perdida. Cuando dejas de luchar por esta necesidad de ser positiva, estás totalmente jodida. La tristeza es algo que crea cierto tipo de adicción. El problema es cuando te acostumbras a ella, y vives inmersa en ella, ya no hay vuelta atrás. No hay salvación para eso. 
Es una lucha constante entre dos sentimientos tan voraces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario