lunes, 20 de mayo de 2013

Far away.


No necesitaba nada más. Su maleta y el recuerdo de aquel beso. Todo este tiempo intentado anclarse a algo que no la pertenecía y ahora se encontraba magullada, desterrada... poco le importaba. Pues era fuerte como el viento cuando azota, era libre, era suya. Se sentía engañada, pero también se sentía así con la mayoría de cosas que le pasaban en la vida. Tan solo era un borrón en la historia, otra página en blanco esperando estar llena de tachones. La maleta estaba medio rota, muchos viajes ya. Mucho peso. Pero ella seguía recorriendo camino, porque es lo correcto. Seguir caminando es para lo que estamos aquí. Se repetía constantemente . Y aunque le costara la misma vida lo daba. Aunque tuviera todo el peso del mundo encima. Porque sus latidos hacían de refuerzo y ese corazón tan impetuoso la llevaría lejos, no importa donde fuese.
Solo lejos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario